¿Cuántos carbones hay que poner en la cachimba?

A pesar de que cada fumador posee una experiencia distinta cuando fuma en cachimba, hay un criterio que no se debe descuidar en la preparación de una buena cachimba.  

Nos estamos refiriéndonos al número de carbones que hay que utilizar cuando se prepara una cachimba correctamente. De esta forma, dependiendo del método que hayas escogido, podrás utilizar un número más o menos elevado de carbones. 

Si quieres que te aconsejemos de forma profesional, tan solo tendrás que leer este artículo por completo. 

¡Verás cómo si sigues nuestros consejos serás capaz de crear una cachimba con un sabor delicioso y mucho humo!

Pero lo más importante, es que, al quemar el carbón de forma correcta, estarás sacándole el mayor rendimiento a tu cachimba. Por lo que, podrás disfrutar de esa maravillosa experiencia durante mucho tiempo. 

¿Cuántos carbones utilizar en la cachimba?

Si preguntas a alguno de tus colegas, seguro que te aconseja colocar entre dos y cuatro carbones por cachimba. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el número varía dependiendo del tipo de gestor de calor que vayas a utilizar. 

A continuación, te dejamos algunos de nuestros consejos más eficaces:

  • Las personas que utilizan kaloud es habitual que empiecen con cuatro carbones y cuando el tabaco desprende un humo abundante, se procede a retirar un carbón. 

De hecho, el carbón que se ha retirado, luego será de gran utilidad, pues cuando los tres carbones restantes estén a punto de consumirse, se podrá colocar de nuevo en la cazoleta. 

Si sigues este pequeño consejo, alargarás la duración de la fumada de tu cachimba y tus amigos se quedarán con la boca abierta. 

  • Por el contrario, has decidido utilizar el método provost, lo más recomendable es empezar por tres carbones. De hecho, al igual que en el método anterior, retira uno de ellos, cuando la cachimba desprenda humo abundante. 

Una vez que los dos carbones se hayan consumido casi por completo, podrás colocar el carbón que has retirado, para alargar tu experiencia un poco más.

Por otro lado, si notas que el tabaco rasca al dar las caladas, te aconsejamos que coloques la tapadera del provost y la dejes semiabierta. ¡Verás como ya pasa suavemente la fumada!

  • De hecho, si no quieres utilizar gestores de calor, puedes utilizar papel de aluminio como tapadera para tu cazoleta. En este caso, lo más recomendable es colocar únicamente tres carbones. 

En caso de que pusieras un cuarto cartón, el papel de aluminio podría deformarse y entrar en contacto con el tabaco, cosa que no es nada recomendable porque se sobrecalentaría. 

¿Cómo evitar el picor en la garganta al fumar en cachimba?

A continuación, te dejamos los motivos más habituales por los que suele picar la garganta al fumar en cachimba:

  • Te has pasado con el calor aplicado. En este caso, da igual si has utilizado gestores de calor o papel de aluminio, porque el tabaco se ha sobrecalentado y es el culpable de ese picor de garganta al fumar. 
  • En el caso de fumar con kaloud, puede que hayas colocado más tabaco del que debería poseer la cazoleta y al estar en contacto, se ha calentado demasiado. 
  • En caso de que no se trate de un exceso de calor, puede que la mezcla que hayas realizado no sea la más óptima. Prueba a mezclar sabores diferentes.

Sin embargo, nuestro mejor consejo es que purgues la cachimba en cada fumada. De esta forma, evitarás que la cazoleta se sobrecaliente y acabe produciendo picores de garganta. 

¿Puedes preparar una cachimba sin tabaco?

No es lo más habitual, ya que las cachimbas se han diseñado para fumar tabaco. No obstante, ¿qué ocurre cuando te has quedado sin tabaco y quieres fumar una cachimba?

Te aconsejamos que, para esas ocasiones, utilices la melaza del tabaco de fumadas anteriores. Por este motivo, es importante que las guardes en un bote después de cada fumada, por si surgen estos imprevistos. 

Es importante que para que tu cachimba pueda disfrutarse al mismo nivel que una de tabaco, utilices más carbones para su encendido.

Del mismo modo, la cachimba no suele ser tan rápida de preparar y en caso de que el carbón no prenda adecuadamente, podrás utilizar un cubrevientos. 

No es que sea el mejor método para fumar en cachimba, pero te sacará de más de un apuro. Aunque debes saber que el sabor será menos intenso que una cachimba preparada con tabaco. 

¿Cómo preparar una buena cachimba?

Si has utilizado el número de carbones adecuado y has preparado tu cachimba a conciencia, debes saber que hay una manera de comprobar si realmente está bien hecha. 

Para detectar si ha habido algún error en el proceso, debes fijarte en:

  • Si el sabor de la cachimba es agradable y cumple tus expectativas. 
  • Cuando tengas la cachimba encendida durante 8 minutos y aún no hayas dado ni una calada, hay que comprobar la cantidad de humo que desprende. Si es abundante, lo has hecho correctamente. 
  • Cuando das una calada y la cachimba no rasca, es que la has preparado bien. 

Finalmente, el error más habitual, suele ser que se llena la cachimba con demasiada agua. De tal forma, cuando se dan las caladas, el agua sube por la manguera y acaba en tu boca. Cosa que no es nada agradable.  

Por este motivo, te aconsejamos que llenes correctamente de agua tu cachimba. Si es necesario, haz una marca con un rotulador permanente para saber el nivel de llenado de tu cachimba. De esta forma, nunca tendrás un exceso de agua.  ¿A qué era fácil?

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.