Trucos para fumar en Cachimba

Las personas que ya llevan un tiempo fumando en cachimba es posible que cuenten con la habilidad de hacer auténticas maravillas con el humo. Eso sí, para ello se requiere de muchas horas de práctica y posiblemente disponer de cierto talento. A continuación te desvelamos algunos trucos que pueden resultarte interesantes con la cachimba.

Aros de humo con cachimba

Se trata de la misma técnica que con el tabaco tradicional. Sin embargo, con la cachimba resultará más sencillo al contar con más densidad y cantidad de humo. Para que nos salga perfecto es preciso aspirar bastante humo y colocar la boca en forma de ‘O’. A continuación hay que ir dándole salida poco a poco al humo, haciendo ‘pop’ con los labios y arrastrando el humo con la lengua.

Con un poco de práctica podrás conseguir unos resultados muy interesantes, como aros dobles o triples.

Calada francesa

Básicamente se trata de formar una cascada de humo desde la boca hasta la nariz. Su efecto resulta muy espectacular a la vista, pero en realidad no entraña demasiada complicación la ejecución.

Para realizar la calada francesa es preciso mantener una buena calada de humo en la boca, cerrar la garganta situación hacia atrás la lengua. Lo siguiente será desprenderse del humo de manera continuada y lenta mientras inspiramos por la nariz.

Lo normal es que al comienzo el fumador tenga algún ataque de tos, pero es algo muy común que se acabará atajando con la práctica.

Humo más denso

Uno de los mejores trucos para fumar en cachimba es la densidad de humo. Los que son unos expertos en la materia tienen la capacidad de crear gran cantidad de humo y además bastante denso. Existen dos fórmulas que nos pueden ayudar al comienzo, que sería incorporar glicerina a la cazoleta y enfriar la base de la cachimba, pudiendo emplear hielo.

Dragón de humo

Se consigue este efecto cuando se aspira por la nariz y la boca al mismo tiempo una elevada cantidad de humo y conseguimos expulsarlo también a la vez. El resultado es una imagen espectacular.

Medusa de humo

Una vez que ya tengas controlada la técnica del aro del humo puedes probar con algo más complejo como la medusa de humo. Consiste básicamente en introducir algo de humo dentro del aro de manera que se llegue a crear un efecto muy parecido al de una medusa.

Pompas con humo de cachimba

Se trata de realizar una especie de pompa de jabón de las de toda la vida, solo que con humo dentro.

Fantasma de humo

Consiste en hacer desaparecer el humo de la calada que acabes de dar. El procedimiento a realizar es sencillo. Hay que desprendiéndose lentamente del humo, que no se vaya demasiado lejos, y cuando estés a la mitad, aspira el humo soltado.

Cómo fumar en cachimba

Fumar en cachimba no entraña mucho misterio. Básicamente hay que aspirar por la boquilla dejar que el humo llegue a los pulmones. A la hora de expulsarlo es preciso que no se realice demasiado rápido, ya que de lo contrario corremos el riesgo de que se pierdan los sabores que nos pueden aportar las hierbas, el tabaco o las piedras usadas.

En el caso de perder esos sabores, también perderás la esencia de la fumada. Hay que tener en cuenta estos pequeños detalles, pero fumar en cachimba resulta muy sencillo.

Los pasos a dar para preparar una cachimba

A las personas con una cierta experiencia posiblemente no necesiten recibir consejos sobre cómo preparar una cachimba. Pero nunca está de más recordar los pasos que pueden servirle de gran utilidad a los principiantes.

En primer lugar es preciso llenar con líquido la base de la cachimba, a poder ser con agua. También puede realizarse con licores o zumos para que el humor cuente con un sabor distinto y la fumada resulte más interesante. La cantidad a utilizar estará condicionada al tamaño del mástil. Al introducirlo en la base es preciso que se hunda como máximo un par de dedos en el líquido.

El siguiente paso es poner el mástil en el interior de la base de la cachimba. Por lo general cuentan con cierre a rosca o tipo click.

A continuación debe prepararse la cazoleta con el tabaco, las hierbas, la gelatina o las piedras que queramos. Pondremos el papel de plata en la cazoleta y ésta en el mástil de la cachimba. Por su parte, los carbones que previamente habrá que tener encendidos, deben colocarse en el lugar preciso. Si decidimos tapar la cazoleta con papel de plata lo colocaremos encima de ello, pero si nos hemos decantado por un Kaloud, lo meteremos dentro y regularemos la tapa a nuestro gusto.

Consejos para conseguir unas mejores fumadas

  • Es preciso desmenuzar correctamente el tabaco en la cazoleta para garantizarnos una adecuada circulación de aire.
  • Para obtener una sensación más refrescante se puede colocar hielo en la base de la cachimba.
  • Después de finalizar cada fumada hay que cambiar el agua o líquido. De no hacerlo así, corremos el riesgo de que se acaben mezclando los sabores y se acabe estropeando la cachimba.
  • En el caso de utilizar papel de plata, lo adecuado sería realizar el mayor número posible de agujeros para facilitar la circulación del aire entre el carbón y el fumable.

Si nos decidimos por utilizar kaloud, la temperatura puede regularse por medio del tamaño de las aberturas de las aspas.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.